Archivo de la etiqueta: Ronald Neame

Los años 70

A lo largo de la década de 1970, el espectador tuvo la sensación de que el cine había entrado en otra dimensión. Parecía que los cineastas eran capaces de hacer cualquier cosa que se propusieran, incluso mostrarnos que era posible hasta ver a un hombre volando.

La aventura del Poseidón (1972), de Ronald Neame, fue uno de los títulos que pusieron de moda durante toda la década el llamado «cine de catástrofes», basado en reunir a un amplio elenco de estrellas y ponerlas en una situación límite, ya fuera provocada por un incendio, un terremoto, un accidente aéreo, o, en este caso, una ola gigantesca.

Tiburón (1975) dio a conocer en todo el mundo a su joven director, Steven Spielberg, miembro de una generación llamada a cambiar nuestra concepción del cine.

Mundo futuro (1976) nació como la secuela de Westworld (Almas de metal). La película narraba la existencia de un complejo parque de ocio, donde se podían vivir experiencias en primer persona como si el visitante viviera en distintas épocas de la historia. Aunque el filme no tuvo excesivo éxito, pasó a la historia por ser el primer largometraje en incluir imágenes generadas por ordenador. Primer aviso.

La guerra de las galaxias (1977), de George Lucas, marcó el verdadero pistoletazo de salida del nuevo cine de efectos especiales, sobre todo tras la inauguración en 1975 de Industrial Light & Magic (ILM), una compañía que haría evolucionar el campo de los efectos visuales hasta terrenos insospechados.

Superman (1978), de Richard Donner, consiguió en sus momento que creyéramos posible que un hombre podría volar. Las nuevas aventuras del Hombre de Acero confirmaron que los cómics podían ir más allá de la simple serie B en la industria del cine.

Alien, el octavo pasajero (1979), de Ridley Scott, dejó de lado de forma definitiva el efecto visual ingenuo para introducirnos en un universo mucho más inquietante.

Anuncios